Seguro de automóvil Pay per drive

Ejemplo Big Data en Tiempo Real

 

César Carralero (@qualityobjects

Hoy he visto en la televisión el primer anuncio de una aseguradora de automóvil que te cobra según el kilometraje. Si, ya sé que este tipo de seguros en EEUU llevan ya unos años, pero no los había visto en España hasta ahora.

Este tipo de seguros se caracterizan por que la cuota depende de factores como km anuales, frecuencia de uso, objetivo del uso, lugar, comportamiento al volante y tipo de conducción etc…

Se denominan Usage-based insurance (UBI), pay as you drive, (PAYD) o pay how you drive (PHYD), y resultan especialmente interesantes para aquellos usuarios que no usen el vehículo habitualmente o que tengan un segundo coche e incluso que sean “buenos” conductores. En estos casos pueden suponer una alternativa más barata y efectiva  que los seguros tradicionales.

Estos seguros hacen uso de un dispositivo telemático que se instala en el coche y obtiene información del GPS y de la centralita para evaluar el uso real del coche (PAYD) e incluso el comportamiento al volante del conductor (PHYD) y transmitirlo a la aseguradora para la tarificación del servicio.

Estos nuevos seguros suelen tener tipos de contrato mensual con un coste en función de esos parámetros, lo que ya supone una revolución.

 El hecho de recopilar tanta información del conductor, de donde bien, a donde va, cuando, como conduce, … supone también un reto a la legislación de cada país de cómo compaginar estos nuevos servicios y las necesidades de protección de datos del individuo.

 

Pay per drive (seguro por trayecto)

¿Y si vamos más allá? ¿Y si introducimos un seguro no con cuota anual, ni mensual, sino un seguro de automóvil con cuota por trayecto?. ¿ Y si el coste del seguro para un trayecto dependiera también de factores como el conductor, trayecto y tipo de vía, el día y la hora, si llueve o no, si hay mucho tráfico, …?

El sistema podría ser como sigue:

  • El conductor realiza un contrato con su aseguradora para Pay per Drive
  • El conductor instala una aplicación de la compañía aseguradora en su Smartphone
  • Cuando va a salir arranca la aplicación y marca como inicio de camino
  • La aplicación le va acumulando el gasto del trayecto en función de su contrato, fecha y hora, distancia y trayecto, etc. Como si de una factura de taxi se tratara… en tiempo real.
  • Cuando llega al destino marca el en Smartphone el final del trayecto
  • El Smartphone le notifica la factura que se pasará automáticamente a su cuenta o tarjeta de crédito por la cobertura disfrutada ese trayecto.

 

Tecnología

Desde el punto de vista tecnológico este tipo de soluciones consisten en lo que llamamos Sistemas de Inteligencia Operacional. Es decir, sistemas que son capaces de ejecutar complejos algoritmos de cálculo, en tiempo real y para millones de usuarios simultáneamente; y ofrecérselos al usuario a través de una aplicación de Smartphone. La tecnología existe, es viable y barata.

  Imaginemos las posibilidades

  • Tengo un segundo coche nuevo en la familia que solo se usa ocasionalmente pero que quiero que cuando lo use este cubierto a todo riesgo sin tener que pagar una cuota fija anual.
  • Tengo un segundo coche que solo uso en viajes largos y solo quiero pagar el seguro cuando viajo
  • Tengo un hijo que utiliza el coche rara vez y quiero que el seguro le cubra cuando lo conduce
  • Soy conductor de Uber, Bla bla Car o similares

Si, lo sabemos, la legislación obliga a que todo vehículo tenga un seguro obligatorio, pero se podría aplicar a ampliaciones a todo riesgos o franquicias… y en el futuro, quien sabe.

 

Conclusiones:

Como siempre las legislaciones van detrás de la tecnología y los nuevos servicios que nos permite. Solamente cuando es un clamor por parte de los ciudadanos los legisladores se ponen manos a la obra para cubrir legalmente los agujeros de las leyes, a veces para permitir los nuevos servicios, otras para proteger a los usuarios de prácticas abusivas (Protección de datos)  y otras simplemente para prohibirlos (UBER).

Esperemos que estas nuevas formas de contratar seguros de automóvil tengan  en la administración un apoyo y no una barrera.

 

¿Quieres saber más?

Puedes ver una arquitectura de la solución en este whitepaper técnico.

 

Descárgate el White Paper de QUALITY OBJECTS Pay per Drive

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios