La externalización de servicios es una herramienta de gestión que genera beneficios y reduce riesgos, permitiendo a las empresas concentrarse en las áreas más rentables de su negocio. La condición básica para externalizar servicios es disponer de un colaborador fiable que le garantice la calidad propia de su empresa.

QUALITY OBJECTS pone a su servicio un conjunto de profesionales altamente cualificados capaces de aportar a su proyecto nuestro conocimiento y experiencia. Además, contará en todo momento con el respaldo de toda la organización para ayudarle en cualquiera de sus necesidades.

Cuatro claves para un resourcing de éxito

1. Recruiting exhaustivo


Todo comienza con un exhaustivo y exigente fase de recruiting que garantice los mejores profesionales en cada área de especialización con unos tiempos de respuesta muy exigentes (agilidad).

Ingenieros superiores

Ingenieros Técnicos

No titulados

  •  Ingeniería Informática62%

  •  Ingenieria Telecomunicaciones18%

  •  Otros Estudios Superiores16%

  • No titulados4%

2. Especialización


Porcentaje de nuestros consultores expertos, por tecnología:

  •  J2EE84%

  • C++44%

  •  Front (HMLL 5, CSS 3)61%

  •  Bases de datos88%

  •  Tecnología Móvil35%

3. Motivación adecuada


El siguiente paso fundamental es la motivación. Creemos firmemente en que la empresa debe dar los canales y herramientas adecuadas para facilitar la automotivación. Esto se consigue con:

  • Trato personal
  • Formación continua
  • Especialización tecnológica

4. Estabilidad


Una vez contamos con los mejores profesionales motivados, el siguiente objetivo debe de ser la estabilidad de los mismos que minimice las pérdidas de conocimiento generadas por la rotación. Para ello disponemos de:

  • Motivación
  • Salarios Competitivos
  • Paquete de Beneficios Sociales

 

1998
Año de incorporación
de nuestros empleados
más antiguos
4,98 años
Antigüedad Media
de los empleados
7,27%
Rotación media en
los últimos 5 años

 

Beneficios de un buen resourcing

  • Facilita la gestión.
  • Incrementa la productividad.
  • Aumenta la flexibilidad ante cargas de trabajo.
  • Aumenta la capacitación y especialización.
  • Incrementa el capital humano.
  • Disminuye los costes de operación directos.
  • Disminuye riesgos ante bajadas de trabajo.
  • Disminuye gastos de administración.