¿Qué es SCRUM?


SCRUM es uno de los frameworks más populares para gestión de proyectos dentro de las metodologías Agile. Su principio fundamental es: SATISFACCIÓN DEL CLIENTE: ¡Los cambios son bienvenidos!

Los conceptos fundamentales de SCRUM son los siguientes

  • Los requisitos son recogidos en un backlog o pila de producto, que se encuentra priorizado y en formato de historias de usuario.
  • Las historias de usuario se agrupan en fases de corta duración (Sprints) que tienen como resultado versiones funcionales del producto.
  • El desarrollo está realizado por un equipo único, experto, auto-organizado, multifuncional y estable.

¿Cómo funciona SCRUM?


La metodología SCRUM está basada igual que cualquier otra en la definición de roles y responsabilidades:

El Producto Owner define y prioriza las funcionalidades (Historias de Usuario/Backlog) y es el responsable de la aceptación o rechazo de los resultados.

El Equipo es responsable de la definición, estimación e implementación de las tareas derivadas de las historias de usuario. También es el garante de la calidad del software.

El Scrum Master es la pieza clave de la metodología. Están entre sus funciones el liderazgo del proyecto, soporte al proceso completo y la coordinación y facilitación de las actividades del equipo.

La puesta en funcionamiento de estos roles con las responsabilidades descritas cubre las siguientes necesidades de los proyectos:

  • Los requisitos no están estables durante la duración del ciclo de vida del proyecto.
  • Se requieren entregas frecuentes del producto totalmente funcionales.
  • Las prioridades de los clientes/usuarios cambian durante el ciclo de vida del producto.
  • La velocidad de desarrollo del equipo es variable durante el proyecto.

En resumen, Scrum es una metodología útil e interesante para la gestión de casi cualquier tipo de proyecto software por los siguientes motivos:

  • El desarrollo en fases/sprints anticipan los resultados a los usuarios finales, ofreciendo mayor visibilidad y total transparencia.
  • Garantiza una alta calidad en el resultado final gracias a los equipos estables y expertos.
  • Evita la integración tardía que siempre lleva asociada una detección tardía de los errores.
  • Los cambios en los requisitos se soportan mal en las metodologías convencionales.

 

No te líes...

¿Necesitas adaptar tus procesos de desarrollo de software, a un modelo ágil capaz de mejorar la calidad de tus productos/soluciones y la satisfacción de tus clientes?.

Te podemos ayudar con:

  • Formación en metodologías ágiles (Scrum, Kanban, XP,...).
  • Agile Coaching.
  • Escalado de equipos.
  • Proporcionando recursos específicos (Scrum Masters, Product Owners).
  • Herramientas de soporte a la metodología (iceScrum Pro).
  • Etc.

 Visita también nuestra  escuela de formación especializada en Metodologías Ágiles QO Agile Academy