+34 91 406 68 90 info@qualityobjects.com
Seleccionar página

Introduciendo una herramienta de feedback y medición de felicidad en QO

Sergio Fernández Muiños (@artabricus)

“Las cosas siempre se pueden mejorar, hacerlas divertidas»
Alegría

Del revés (2015)

Llevo veinti (y pico) años trabajando en empresas que desarrollan software, muchos de ellos trabajando «en cliente». Siempre me ha parecido que un problema importante que ¿existía? entre la capa de «jefes» de las empresas y de los «técnicos» es la falta de empatía. En muchas ocasiones dicha falta de empatía se visualizaba a través de una sencilla y evidente falta de comunicación. En las organizaciones (y esto aplica a cualquier organización, aunque yo voy a tratar de las empresas de desarrollo, que son las que conozco mejor) no existía…. mejor dicho, no existe una verdadera cultura del feedback, y a partir de ahí se genera un verdadero desacoplamiento entre ambas partes de este tipo de empresas.

Desde que en Quality Objects hemos decidido «renacer» y ser una empresa mas «guay» (algún día tendremos que escribir uno o más blogs sobre esto), uno de los primeros aspectos que intentamos abordar es el mejorar esos canales de comunicación entre nosotros. Os quiero contar en este post mis impresiones sobre una de estas iniciativas que en el momento de escribir este post estaba cumpliendo 6 meses desde su puesta en marcha y que está siendo la implantación de Happyforce (https://myhappyforce.com).

Sobre HappyForce

HappyForce es una herramienta volcada en medir (y fomentar) el «clima» dentro de las organizaciones. Uno de los pilares para conseguir esto es facilitar a la comunicación dentro de las empresas. Recuerdo que oí hablar de esta herramienta a Ángel Medinilla en un CAS hace ya bastantes años (de hecho no recuerdo en cual fue exactamente) y cuando empezamos este camino de cambio en QO fue una de las primeras cosas que hemos querido probar.

cultura del feedback

Happyforce es una herramienta bastante sencilla, basada en una aplicación móvil que pide cada día que introduzcas tu estado de ánimo (con cuatro posibilidades) y el feedback asociado a dicho estado de ánimo. La información es completamente anónima lo cual (en teoría) facilita que se produzca este feedback sin ningún tipo de condicionante.

Evolución del uso de la herramienta

Presentamos HappyForce a nuestros compañeros con el «gancho» de que queríamos saber en que estaban pensando. En el fondo el mensaje no distaba demasiado de la realidad. En QO, como muchas otras empresas en el ámbito de TI, conocemos bien nuestro «estado» técnico: como van los proyectos, quien sabe de que cosas, y este tipo de aspectos. Pero el éxito y fracaso de los proyectos depende no solo de esos parámetros. El estado emocional de las personas y de los equipos es muy importante también, yo diría que fundamental.

Como casi todas las herramientas en un ecosistema como el nuestro (al contrario que muchas organizaciones, en QO somos por defecto personas muy curiosas y bastante abiertos al cambio) la aceptación de la herramienta fue muy buena, y el uso en las primeras semanas muy alta. Después vivimos una fase de bajada y ahora, seis meses después, estamos en un periodo de «estabilización ascendente en el uso de HappyForce».

Implementando la cultura de feedback

En estos seis meses de uso de la herramienta para potenciar nuestra cultura de feedback, no solamente hemos podido medir el estado anímico de nuestros compañeros, además recibimos y generamos mucha mas información a través de HappyForce.

Un gran uso que le hemos dado en este tiempo es el de facilitar la generación de feedback de ámbito general sobre la compañía. La capacidad de generar comentarios anónimos dentro de la organización ha animado a muchos a exponer dudas, quejas e inquietudes que anteriormente no se visibilizaban. Por el otro lado, esto ha generado ciertas «tiranteces» (a veces el feedback puede ser difícil de digerir) que han tenido que ser gestionadas por el equipo de Happiness que modera la plataforma. También ha demostrado ser una plataforma efectiva para realizar comunicaciones en una vía alternativo a los correos electrónicos.

La capacidad de realizar encuestas a los compañeros de forma sencilla, también ha resultado de gran utilidad. Desde el departamento de Happiness se ha intensificado las consultas sobre distintas iniciativas que ya se venían realizando en QO, pero donde las decisiones las tomaban exclusivamente los organizadores de la actividad. De este modo, se han podido tomar algunas decisiones para que las acciones y eventos realizados, sean mas acordes con las preferencias de los compañeros.

Un pequeño ejemplo de la utilización de las preguntas y como estamos fomentando la participación de los QOmpañeros, fue el decidir entre todos la convocatoria para el evento navideño. Históricamente en QO siempre se había realizado los jueves de noche (cena), los organizadores han tenido siempre «claro» que eso era lo que quería la gente…. Claro, que cuando preguntamos los resultados fueron diferentes:

El equipo organizador recogió el guante! Finalmente el evento navideño se hizo un viernes a la hora de comer y fue un gran éxito.

Por otro lado, la plataforma ha permitido fomentar otros comportamientos e iniciativas que aun estamos explorando, como la realización de reconocimientos, juegos participativos, organización de quedadas,…

Algunas conclusiones

La conclusión de estos seis primeros meses es que disponer de una herramienta como esta en una organización como QO no solo es valiosa sino que es indispensable. En QO queremos poner mas foco en las personas y sus necesidades. Para ello necesitamos crear una verdadera cultura del feedback. Herramientas como HappyForce nos ayudan mucho a este propósito. A continuación os enseño algunos números de como han ido estos seis meses:

Y uno de los números que lo resume todo y que ya constituye uno de los principales KPIs en Quality Objects, el Happiness Index: